Culminó el primer estudio que se realiza en Uruguay valorando la relación entre el consumo de carnes rojas y el nivel de ferritina en cordón umbilical del recién nacido

Culminó el primer estudio que se realiza en Uruguay valorando la relación entre el consumo de carnes rojas y el nivel de ferritina en cordón umbilical del recién nacido
Fecha: 02/01/2020

Los resultados del estudio se expusieron en Jornadas de Neonatología.

El estudio se realizó con embarazadas y niños en el Pereira Rossell. Entre las conclusiones se indica que los recién nacidos con déficit latente de hierro provienen de mujeres con menor consumo dietético de hierro en el embarazo. 

El feto depende de los depósitos de hierro maternos, cuando la concentración que llega al útero es insuficiente repercute negativamente sobre el desarrollo neurológico y el desempeño a lo largo de toda la vida. Según la OMS evitar el déficit de hierro y la anemia puede aumentar en 10 puntos el coeficiente intelectual.

El consumo de carnes rojas incrementa la posibilidad absorción del hierro obtenido en la dieta, dado que contiene niveles altos de hierro hemínico, con la consiguiente mejoría del metabolismo férrico y la concentración de hemoglobina.

Los objetivos del estudio fueron valorar la relación entre el consumo de carne bovina durante el embarazo con el nivel de ferritina en el cordón umbilical y determinar la importancia del consumo de carne en la mujer durante el embarazo con la presencia de anemia infantil entre los 4 y 8 meses de vida.

Este es el primer estudio que se realiza en Uruguay valorando la relación entre el consumo de carnes rojas y el nivel de ferritina en cordón umbilical del recién nacido.

Los niveles de hierro y ferritina en el feto dependen directamente del aporte materno y por lo tanto de sus depósitos. Cuando el aporte de hierro por la madre es insuficiente el feto tiene la prioridad de producir hemoglobina para su subsistencia y los aportes para el desarrollo del sistema nervioso central en los procesos desarrollo neuronal, la síntesis de neurotrasmisores, la producción de mielina y de las células de la glia se ven afectados. Las alteraciones que se producen en la neurogenesis mediadas por el déficit de ferritina durante la vida embrionaria y fetal determinaran consecuencias permanentes sobre desarrollo neurocognitivo desde el nacimiento y a lo largo de toda la vida.

En las conclusiones del estudio, se indica que el déficit latente de hierro considerando valores de ferritina en cordón umbilical menores a 100 ng/ml estuvo asociado a menor consumo de carnes rojas durante la gestación.

El efecto del consumo de carnes rojas parece ser independiente de la ingesta de hierro medicamentoso. Los recién nacidos con déficit latente de hierro provienen de mujeres con menor consumo dietético de hierro en el embarazo. 

Este estudio no puede recomendar cual es el consumo de carnes diario que se relaciona con un adecuado nivel de ferritina en el cordón umbilical, pero se considera adecuada la evidencia de que bajos niveles de consumo de hierro total y de carnes rojas determinara un aumento del riesgo de presentar déficit latente de hierro y menores niveles de ferritina con los posibles efectos a lo largo de la vida sobre la mielinización, el desarrollo neurocognitivo y peores desempeños a lo largo de la vida.

En el estudio participaron el Departamento de Neonatología- Facultad de Medicina, UDELAR-, el Servicio de Recién Nacidos- Hospital de la Mujer. Centro Hospitalario Pereira Rossell. ASSE, el  Laboratorio de Urgencias – Centro Hospitalario Pereira Rossell, ASSE, la  Escuela de Nutrición - Universidad de la República Uruguay - y el  Equipo de Estadística

 Ver Síntesis del Informe Final del Estudio. PDF

INAC: Panel Izquierdo - Menú